Saltar al contenido
Recetasdebatidos.com

Batidos con Leche

Batidos con leche

Los batidos naturales son la mejor opción para disfrutar de todas las propiedades y el sabor de la fruta. Podemos prepararlos con agua si queremos obtener un resultado muy ligero, o bien añadir hielo picado para darle un toque más refrescante.

Pero si quieres conseguir un extra de cremosidad, entonces te recomendamos que añadas leche en tus licuados. Además, esto nos permite sumar nuevos nutrientes para que la receta sea aún más completa.

¿Eres vegano? ¿Intolerante a la lactosa? ¡No te preocupes! Ya que en los últimos tiempos han proliferado las alternativas a la leche de origen animal. 

Una de las más populares son las denominadas bebidas vegetales, como por ejemplo la leche de almendras, soja, coco o avena. Cada una tiene su propio sabor, propiedades y textura, por lo que nos darán mucho juego en la cocina. 

¿Te animas a probarlas? Si quieres disfrutar de la vida sana, en esta entrada te vamos a mostrar los mejores batidos y licuados con leche que puedes imaginar. 

12 Mejores Batidos de Frutas con Leche

Lo primero es recomendarte los 12 mejores batidos de frutas que puedes hacer con leche por popularidad y resultado delicioso.

Busca el batido o batidos que más te apetezcan y la receta con leche de dentro del artículo (hay varias). Respetando las cantidades, puedes usar la leche que quieras: leche de vaca o «leche vegetal».

Más abajo te damos propuestas concretas con diferentes leches vegetales

Batido de Piña y Plátano

Batido de Piña

Batido o Licuado de Avena

Licuado o Batido de Sandía para adelgazar

Batido de Sandía

Batido de melon

Batido de Melón

Batido de aguacate para engordas

Batido de Aguacate

Batido de fresa

Batido de Fresa

Batido de Manzana

Batido de Manzana

Batido o Licuado de Plátano y Avena

Batido o Licuado de Plátano y Avena

Batido de Kiwi

Batido de mango o manga

Batido de Mango

Batidos con Leche de Avena o Soja

Leches de Avena y Soja
Leches de Avena y Soja

Aunque las bebidas vegetales fueron creadas para las dietas veganas, en la actualidad son una excelente alternativa para personas intolerantes a la lactosa o que apuestan por un modelo de producción más sostenible. 

De hecho, no hace falta ningún motivo especial para tener leche de origen vegetal en tu despensa, ya que su sabor es muy característico, encaja a la perfección con multitud de recetas y es mucho más saludable que los refrescos azucarados. 

1. Batido de Plátano y Leche de Avena Vegano y natural

Batido de Plátano y Leche de Avena Vegano y natural
Batido de Plátano y Leche de Avena Vegano y natural

La leche de avena posee muchas propiedades. Podría ayudarte a regular el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. Y también a proteger el sistema nervioso y mejorar las funciones cerebrales, algo ideal en personas de avanzada edad. 

Además, los nutrientes de este cereal podrían ser muy beneficioso para la salud ósea y muscular. Esto es debido a la presencia del magnesio, zinc y potasio, minerales esenciales para la formación de los huesos. 

Por todo ello, la leche de avena es muy recomendable para todos aquellos que quieran llevar un estilo de vida saludable.

Estas deseando probarla, ¿verdad? Pues a continuación te mostraremos paso a paso cómo se prepara un batido de plátano y leche de avena vegano y natural. ¿Te animas? ¡Pues vamos directos a la cocina!

Ingredientes

  • Un plátano que esté bien maduro: su textura será más blanda y tendrá manchas oscuras en la piel.
  • Un vaso de leche de avena.
  • Azúcar o edulcorante al gusto, aunque el plátano ya aporta bastante dulzor al licuado.
  • Opcional: un par de cucharadas de copos de avena, que aportan textura y muchos más nutrientes a la receta. 

Preparación 

  1. Si vas a utilizar copos de avena en tu batido, es muy recomendable que los dejes 10 horas en remojo en la nevera. Así serán más digestivos y fáciles de triturar. 
  2. Pelamos el plátano y lo cortamos en varios pedacitos.
  3. En el vaso de la batidora o licuadora echamos la fruta, la leche de avena, los copos y el azúcar. 
  4. Batimos durante un minuto hasta que todos los ingredientes se integren y no queden grumos.
  5. ¡Listo! Nuestro delicioso batido de plátano y leche de avena ya está terminado. Podemos servirlo inmediatamente decorado con unos copos de avena por encima o  dejarlo un rato en la nevera para que esté bien fresquito. ¡Como prefieras!

La leche de avena se obtiene a partir de los copos de este cereal y se puede consumir tanto fría como caliente. Tiene menos proteínas y fibra que la leche de vaca o la leche de soja, pero un mayor aporte de carbohidratos que ésta última. 

Puede tener gluten y se caracteriza por ser muy saciante, hidratante y de fácil digestión. Además, su sabor combina genial con muchos ingredientes, por lo que suele ser una excelente opción para preparar los batidos y licuados. 

2. Batido de Chocolate con Leche de Soja casero

Batido de Chocolate con Leche de Soja casero
Batido de Chocolate con Leche de Soja casero

La leche de soja destaca por su alto aporte proteínico, minerales como el magnesio y bajas calorías. Además, es muy digestiva y la más cercana en propiedades a la leche de vaca tradicional, ya que posee todos los aminoácidos esenciales que requiere nuestro cuerpo. 

No tiene lactosa, gluten ni produce colesterol, por lo que puede ser recomendable para diabéticos (leche sin azúcar añadido), hipertensos, niños pequeños y todos aquellos que quieran perder peso. 

En definitiva, estamos ante uno de los mejores sustitutos de la leche de vaca que existe en la actualidad. Y para demostrarlo, nada mejor que este espectacular batido de chocolate con leche de soja casero lleno de nutrientes, riquísimo y muy fácil de preparar. ¡A la cocina!

Ingredientes

  • Un vaso de leche de soja.
  • Una cucharada grande de cacao en polvo. O dos, si tienes un día muy goloso.
  • Azúcar o edulcorante al gusto.
  • Opcional: una cucharadita de canela. 

Preparación 

  1. En el vaso de la batidora agregamos el cacao, la leche de soja y azúcar al gusto. La canela no es obligatoria, pero le da un aroma y un sabor muy agradables a la receta.
  2. Batimos todos los ingredientes durante unos segundos hasta obtener un líquido uniforme.
  3. ¡Hemos terminado! ¡Más fácil imposible! Nuestro espectacular batido de chocolate con leche de soja casero ya está listo para servir. Aunque si puedes aguantar la tentación, un par de horas en la nevera harán que esté más fresquito. ¡Buen provecho!

Gracias a la presencia de la lecitina, la leche de soja puede ayudarnos a prevenir enfermedades del corazón y mejorar la circulación. Además, dicha sustancia funciona como un estabilizante, por lo que esta bebida es especialmente recomendable para batir y emulsionar. 

Al ser de origen vegetal no tiene hormonas, que en ocasiones pueden ser perjudiciales para la salud. Y como carece de grasa y es muy saciante, se convierte en nuestra mejor aliada para adelgazar o permanecer en nuestro peso ideal. 

Por su parte, el cacao destaca por sus altos niveles de polifenoles, flavonoides y catequinas, sustancias antioxidantes que pueden ayudan a regular la circulación de la sangre y tienen efectos antiinflamatorios. 

Combinados forman una pareja ganadora con un sabor espectacular que no pasará desapercibido para nadie. ¡Incluso los más peques de la casa quedarán encantados! Y poco a poco se irán acostumbrando sin darse cuenta a comer sano.  

Batidos con Leche de Almendras

Leche de Almendras
Leches de Almendras

Las bebidas vegetales pueden elaborarse a partir de legumbres como la soja, cereales como la avena y también con frutos secos como como las almendras. En España este último tipo de leche resulta bastante familiar, ya que es el ingrediente principal de la horchata. 

La leche de almendras se caracteriza por no tener gluten ni lactosa, por lo que es un alimento muy recomendable para veganos y personas alérgicas a esta proteína. También puede aliviar a los que sufren regularmente problemas intestinales y facilitar las digestiones.

Apenas aporta grasas y su nivel calórico es muy bajo, por lo que siempre tiene cabida en dietas balanceadas y de adelgazamiento. 

Y gracias a su elevado número de minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales puede ayudarnos a regular el nivel de azúcar, proteger el sistema cardiovascular y prevenir las enfermedades del corazón. 

En conjunto, la leche de almendras es muy beneficiosa para nuestra salud. ¡Y además tiene un sabor riquísimo! Muy suave y agradable, por lo que se puede combinar sin problemas con frutas naturales, cacao, canela y otros ingredientes.

3. Batido de Fresa con Leche de Almendras (vegano)

Batido de Fresa con Leche de Almendras
Batido de Fresa con Leche de Almendras

Como hemos visto, la leche de almendras es una excelente sustituta de la leche de vaca, tanto por sus propiedades nutricionales como por sus bondades en la cocina. 

Y para demostrarlo, a continuación te vamos a mostrar cómo se prepara un delicioso batido de fresa con leche de almendras. No lleva nada de lactosa, por lo que es una bebida apta para veganos o personas que no están de acuerdo con los medios de producción tradicional. 

Y su sabor es increíble, por lo que no te supondrá ningún esfuerzo disfrutar de las ventajas de la vida sana. ¿Cómo ¿Ya te has puesto el delantal? No esperábamos menos. ¡A la cocina! 

Ingredientes

  • Media docena de fresas. Las puedes congelar antes si quieres que tu licuado tenga una textura parecida al helado. 
  • Un vaso de leche de almendras que esté bien fría. 
  • Edulcorante o azúcar al gusto, aunque la bebida vegetal y la fruta ya aportan el suficiente dulzor a la receta.
  • Opcional: media cucharada pequeña de extracto de vainilla, canela, cardamomo o la especia que más te guste.

Preparación 

  1. Comenzamos lavando las fresas y quitándoles el rabito. Si son muy grandes, las partimos por la mitad para que se licuen más rápido.
  2. En el vaso de la batidora incorporamos la fruta y la leche de almendras. Si vas a usar extracto de vainilla, ahora es el momento.
  3. Batimos durante unos segundos hasta que los ingredientes se integren y no queden grumos.
  4. Lo probamos y añadimos un poco de azúcar si fuera necesario. También puedes agregar un poco más de fresa o leche hasta que consigas la textura deseada.
  5. ¡Nuestro batido de fresa con leche de almendra vegano ya está listo! Te recomendamos que lo sirvas de inmediato decorado con una rodajita de fruta en el vaso. ¡Buen provecho!

Este licuado tiene un sabor muy especial y es la solución perfecta para todos aquellos a los que no les gusta comer fruta cruda. Además, posee propiedades antiinflamatorias y es muy nutritivo, destacando sobre todo por su aporte de vitamina C.

Entre otras cosas, puede ayudarte a evitar las digestiones pesadas, disminuir los niveles del llamado colesterol malo o mejorar tus defensas para que resulte más complicado pillar un resfriado. 

Y si te cansas de su sabor, prueba a introducir otras frutas como el plátano o el kiwi, verduras de hojas verdes como las acelgas o frutos secos como las nueces y los anacardos. ¡Irresistible!

4. Batido de Plátano/Frutas con Leche de Almendras (vegano)

Batido de Frutas con Leche de Almendras (vegano)
Batido de Frutas con Leche de Almendras (vegano)

El plátano es una fruta muy versátil en la cocina, ya que se puede encontrar sin problemas durante todo el año y su sabor combina a la perfección con multitud de ingredientes. 

Además, está repleta de nutrientes y energía, por lo que es ideal para recuperar las pilas después de una jornada ajetreada o una sesión de ejercicio. 

Si le sumamos las propiedades de la leche de almendras, entonces tenemos una pareja muy saludable que puede ayudarnos a mejorar las digestiones o regular el índice de azúcar en sangre.

Por todo ello, a continuación te vamos a enseñar cómo se prepara un batido de plátano con leche de almendras, muy ligero y con un delicioso sabor dulce. ¿Te animas? ¡Lo tendrás listo en menos de 5 minutos!

Ingredientes

  • Un plátano que esté muy maduro.
  • Un vaso de leche de almendras.
  • Azúcar, miel o edulcorante al gusto. Sin embargo, mira la etiqueta de la bebida vegetal que has comprado, ya que muchos productos ya incluyen un extra de azúcar. 

Preparación 

  1. Pelamos el plátano y lo partimos en trocitos.
  2. En el vaso de la batidora o licuadora, incorporamos la fruta y el vaso de leche.
  3. Batimos durante unos segundos hasta obtener un líquido homogéneo.
  4. Prueba y añade azúcar si no ha quedado suficientemente dulce. ¿Demasiado cremoso? Añade un poco más de bebida vegetal y listo.
  5. ¡Nuestro batido de plátano y leche de almendras ya está terminado! Puedes decorarlo con una hojita de menta o unos trocitos de almendras picadas por encima. ¡Que lo disfrutes!

Esta receta es una base genial para que crees tus propios licuados caseros y naturales. Por ejemplo, puedes añadir piña, manzana, pera o zumo de naranja para cambiar la textura y el sabor. O especias como la canela o el anís estrellado que le dan un toque muy aromático. 

En cualquier caso, estamos ante una bebida que tiene muy pocas calorías y que podemos tomar regularmente en nuestra dieta. Una alternativa muy sana a los snacks procesados a los que solemos recurrir cuando nos entra hambre. 

Batidos con Leche de Coco

Bebida de coco y leche de coco
La bebida de «leche» de coco no es lo mismo que la leche de coco con su crema

Es importante que no confundamos 3 términos: el agua de coco , la bebida de coco tipo leche y la leche de coco pura con su crema.

  • El agua de coco es el jugo natural que se encuentra dentro de la fruta (o un preparado que se hace con esta).
  • La bebida de coco (también llamada leche de coco) es un producto más ligero de «leche» vegetal con base de leche de coco.
  • La leche de coco o coconut milk hace referencia al líquido elaborado a partir de pulpa de coco triturada o exprimida, muchas veces en lata, que contiene gran cantidad de crema de coco (grasa de coco y agua).

La leche de coco pura es muy popular en Asia y Latinoamérica, donde además de tener multitud de usos en la cocina es utilizada en tratamiento de belleza. 

Pero a lo que nosotros realmente nos interesa es la bebida de coco tipo leche, más ligera al ser menos grasa y con un sabor más apropiado.

Respecto a sus propiedades nutricionales, la leche de coco destaca por sus vitaminas B, C y E, así como minerales como el calcio, el hierro y el fósforo. No tiene lactosa, por lo que es totalmente apta para veganos.

¿Engorda mucho? La leche de coco dependerá la proporción de leche de coco y agua (y azúcar) que lleve. Normalmente tiene un aporte de grasas más elevados que otras bebidas vegetales. Por esta razón debemos vigilar las calorías que nos aporta el producto (ver envase) si estamos en dieta de pérdida de peso.

Pese a ello, esta bebida vegetal posee sustancias muy beneficiosas para la salud. La presencia del calcio puede ayudar a fortalecer los dientes y huesos, mientras que el ácido láurico es un potente antiviral que puede mantener a raya las infecciones. 

Tiene fibra y grasa, por lo que es una bebida saciante y nos resultará más sencillo no picar entre horas.

5. Batido con Leche de Coco y Plátano

Batido con Leche de Coco y Plátano
Batido con Leche de Coco y Plátano

¿Tienes antojo de algo dulce pero no quieres renunciar a comer sano? Pues para disfrutar del sabor sin sentirte culpable no hay nada mejor que los licuados naturales.

Se preparan en un momento y están llenos de nutrientes, por lo que se han convertido en la opción favorita para todos aquellos a los que no les gusta la textura de la fruta. ¡Y también de los padres! Que ven como se acabaron las peleas con sus hijos a la hora del postre. 

¿Te vas animando ya? Pues en esta entrada te vamos a explicar paso a paso cómo se prepara un batido de plátano con leche de coco. ¡Vamos a la cocina!

Ingredientes

  • Un plátano que esté bien maduro.
  • Un vaso de leche de coco.
  • Medio vaso de hielo picado.
  • Opcional: un par de dátiles. ¡Solo para los más golosos!

Preparación 

  1. Pela el plátano y pártelo en 4 o 5 pedacitos para que resulte más sencillo triturarlo.
  2. En el vaso de la licuadora o batidora incorporamos la fruta, la leche de coco y el hielo picado. 
  3. Esta bebida ya está bastante dulce de por sí, aunque puedes añadir un par de dátiles para darle un extra.
  4. Batimos durante unos segundos hasta obtener un líquido homogéneo y sin grumos.
  5. Nuestro espectacular batido de plátano con leche de coco ya está listo. Se recomienda servir al momento decorado con unas rodajitas de fruta y una hoja de menta o hierbabuena. ¡Que lo disfrutes!

Este licuado tiene un sabor increíble y no debes dejar de probarlo. Sin embargo, aporta algo más de grasa y calorías que otros batidos, así que tenlo en cuenta a la hora de programar el resto de alimentos de tu dieta.

Lo mejor es servirlo bien frío y por eso hemos incluido el hielo picado en la receta. Sin embargo, si prefieres las bebidas más cremosas, puedes introducir los trocitos de plátano en bolsas herméticas y meterlas un par de horas en el congelador. 

6. Batido de Leche de Coco y Piña

Batido de leche de coco y piña
Batido de leche de coco y piña

En esta entrada te vamos a mostrar paso a paso cómo se prepara un batido de leche de coco y piña, supernutritivo, muy refrescante y con un dulce sabor tropical sin necesidad de añadir azúcar. 

¡No te vas a creer lo bueno que está! Recuerda un poco al cóctel de piña colada, pero por supuesto no lleva alcohol, por lo que es muy saludable y adecuado para toda la familia. 

¿Te animas? Si tienes una batidora o licuadora, en menos de 5 minutos lo estarás disfrutando. ¡A la cocina!

Ingredientes

  • Una taza de piña pelada.
  • Una taza de leche de coco.
  • Cubitos de hielo o hielo picado. 

Preparación 

  1. Corta un par de rodajas de piña, quítales la piel y la parte central. Pártela en trocitos hasta llenar una taza, en torno a los 150 o 200 gramos.
  2. En el vaso de la batidora incorporamos la fruta, la taza de leche de coco y el hielo.
  3. Bate durante unos segundos hasta que todos los ingredientes se integren y quede una textura suave.
  4. Nuestro espectacular batido de leche de coco y piña ya está listo. Puedes servirlo en un vaso alto decorado con una rodajita de piña. ¡Buen provecho!

Este licuado ha de servirse muy frío, ya que es típico del verano y tiene que ser lo más refrescante posible. Además de agregar hielo, sería buena idea meter la leche de coco en la nevera y los trozos de piña en el congelador unas horas antes. 

La piña es el contrapunto perfecto al coco, ya que tiene muy pocas calorías y su sabor y textura se complementan a la perfección. Esta fruta destaca por ser diurética, es decir, que puede ayudarnos a prevenir el estreñimiento y las digestiones pesadas. 

También aporta un montón de vitaminas y minerales esenciales para el organismo, que pueden cuidar la salud de los huesos, los riñones y el corazón. Y gracias a su fibra, tiene propiedades laxantes y puede regular los niveles de colesterol y azúcar en sangre.

Otras leches y bebidas vegetales que puedes usar 

Otras leches y bebidas vegetales que puedes usar
Otras leches y bebidas vegetales que puedes usar

Posiblemente te estés preguntando cuál es la bebida vegetal más saludable de todas. Sin embargo, esto no depende tanto de la materia prima de la que se obtiene, sino de la proporción de los ingredientes y los productos añadidos. 

En otras palabras, la leche de avena, soja o coco es muy saludable de por sí, pero algunas marcas diluyen su ingrediente principal y añaden otras sustancias como el almidón o el azúcar. 

Así que no te quedará otra que leer la etiqueta del producto para saber exactamente lo que estás tomando. 

Lo recomendable es que la materia prima principal (avena o coco, por ejemplo) esté en torno al 10% y que los azúcares añadidos nunca superen el 5%. Además, es indispensable que el producto se enriquezca con vitaminas y minerales. 

En cualquier caso, ninguna bebida vegetal posee las propiedades de la leche de vaca, que es la más completa de todas desde el punto de vista nutricional. Aunque la leche de soja le sigue muy de cerca. 

Bebidas vegetales de cereales

  • Leche de soja.
  • Leche de avena.
  • Leche de arroz.
  • Leche de quinoa.
  • Leche de centeno.
  • Leche de quinoa.
  • Leche de mijo.
  • Leche de cebada.
  • Leche de kamut.
  • Leche de teff.

Bebidas vegetales de frutos secos

  • Leche de almendras.
  • Leche de nueces.
  • Leche de anacardos.
  • Leche de avellanas.
  • Leche de castaña.
  • Leche de pistacho.

Origen animal

  • Leche de vaca desnatada, semidesnatada o entera. La desnatada tiene entre 0,5% y un 0,1% de grasa. La semi 1,5 % y la entera 3,5% de grasa. 
  • Leche de cabra. La alternativa animal más popular a la leche de vaca. 
  • Leche sin lactosa. Para las personas que son intolerantes o veganas. 
  • Leche saborizada como la leche merengada o la leche chocolatada. Ideales para darse un capricho. 
  • Leche enriquecida con vitaminas y minerales. Además de todo el sabor, proporcionan numerosos nutrientes para la salud. 
  • Leche ecológica, que proviene de animales que pastan libremente y comen alimentos frescos, por lo que tiene menos restos de productos químicos.
  • Leche fresca. Es la que puedes encontrar en la zona de refrigerados, ya que solo ha pasado el proceso de pasteurizado y no aguanta más de 5 días.  

Si tienes dudas de qué leche usar ¿Leche de vaca o vegetal? Pros y contras de cada caso

La intolerancia a la lactosa y la popularidad de las dietas veganas ha propiciado la llegada de nuevas bebidas vegetales. ¿Son igual de saludables que la leche de vaca tradicional? A continuación vamos a ver sus ventajas y desventajas. 

Leche de vaca

  • Tanto en su variedad entera, semi o desnatada, es el tipo de leche más consumido en la actualidad. Aporta proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Especialmente calcio, que es fundamental para la salud de los huesos.
  • Es la más nutritivita de todas y, además de su aporte calórico, el único inconveniente que tiene es que no es adecuada para intolerantes a la lactosa. Eso sin contar su origen animal, que la descarta para dietas veganas. 

Leche vegetal

  • La leche de coco, avena, almendras o arroz es una excelente alternativa para las personas que son alérgicas a la proteína de la leche. 
  • Sin embargo, el valor biológico de las proteínas vegetales es casi un 50% inferior a las de origen animal, por lo que deben complementarse con otros alimentos como por ejemplo el pollo o el huevo.
  • Aunque hay muchas variedades distintas, los nutrientes que presentan son bastante parecidos, además de tener muy pocas calorías a excepción de la leche de coco, que contiene algo más de grasa.   
  • Por tanto, nuestro consejo es que elijas la variedad en función del sabor, así como los productos enriquecidos que cuenten con un alto aporte de calcio y vitamina B y D. 
  • Eso sí, muy atento a leer los ingredientes pues muchas llevan una gran cantidad de azúcar añadido y una baja cantidad de ingrediente vegetal.

Leche de soja

  • La bebida de soja es sin duda el mejor sustituto a nivel nutricional de la leche, ya que sus proteínas tienen un valor biológico del 70%. No contiene grasas saturadas, por lo que es muy ligera. Y aunque su aporte en calcio es mucho menor, se puede enriquecer sin problemas. 
  • Además, las isoflavonas presentes en la soja pueden ayudarnos a prevenir enfermedades cardiovasculares. ¿Problemas? Una sustancia denominada genisteína, que diversos estudios asocian a una alteración de las tiroides, por lo que no se aconseja tomarla durante el embarazo.
Resumen
recipe image
Receta
18 Mejores Batidos con Leche🥛 Almendras, soja, coco..
Autor
Tiempo de preparación